Paciente argentino rehace su vida gracias a un implante de cráneo creado por impresión 3D


La empresa alemana EOS ha presentado como un caso digno de estudio la colaboración entre Alphaform y la compañía argentina Novax DMA en el desarrollo de un implante craneal de titanio fabricado con tecnología aditiva de impresión 3D.

Un paciente en Argentina necesitaba un implante craneal particularmente grande después de que se le practicara una intervención quirúrgica relacionada con un accidente cerebrovascular, por lo que había que ajustarse a unos estrictos requisitos en la fabricación de la pieza.

No sólo tenía que adaptarse con precisión, sino que debía ser permeable para permitir que los fluidos pasasen a través del cerebro. La conducción del calor al tejido cerebral también era otro factor importante a considerar, sobre todo en un clima caluroso.

Además, se necesitaba biocompatibilidad para permitir que el hueso creciera en los bordes del implante.

Se consideró ideal una estructura en forma de celosía y por aleación de titanio que se ajustara directamente con tornillos al cráneo del paciente.

Fue fabricada capa a capa con polvo de metal en una impresora 3D de la firma alemana EOS.

El tiempo era esencial en la producción del implante. El proceso fue iniciado por Novax DMA en Buenos Aires, empresa especializada en el desarrollo y suministro de implantes médicos de traumatología, ortopedia y cirugía craneofacial. Para el diseño 3D del implante, el software empleado fue el de la compañía de Reino Unido Within, lo que permitió darle la forma básica y la estructura porosa requeridas.

Tan pronto como se completó el diseño asistido por ordenador, la empresa Alphaform A. G., radicada en Múnich (Alemania), creó el implante en cuestión de horas con una impresora 3D de metal EOSINT M 280.

Debían cumplirse varios requisitos mecánicos estrictos para asegurar el éxito de la intervención, éxito logrado gracias a los avances logrados en la fabricación aditiva/impresión 3D.

Los poros del implante tienen aproximadamente un milímetro de diámetro, mientras que las uniones son de 0,2 mm de espesor, con lo que se ha conseguido un 95% de porosidad.

El implante estuvo en el quirófano en menos de tres semanas, taniendo en cuenta que el transporte consumió un tercio del tiempo.

Christoph Erhardt, Director de fabricación aditiva de Alphaform, ha comentado: “Ya habíamos terminado con éxito muchos productos fabricados de forma aditiva en el sistema EOS. Sin embargo, estamos particularmente orgullosos de este implante, no sólo por la realización precisa de la forma, sino también porque hemos sido capaces de optimizar la estructura porosa y el difícil proceso de limpieza de los pequeños espacios interiores”.

“Desarrollamos un proceso de varios pasos de limpieza abrasiva y mecánica, lavado y ultrasonidos para llegar al nivel requerido de pureza médica, que es vital, ya que las partículas se pueden desprender con el más mínimo movimiento, dando lugar a la posibilidad de infección o rechazo”, añadió.

El nivel de limpieza se verificó mediante pruebas exhaustivas, incluyendo las partículas y las pruebas de citotoxicidad. También se realizó un análisis de gas-cromatografía. Otras pruebas confirmaron que el implante ha cumplido con los requisitos necesarios para estabilizar y proteger el cráneo del paciente.

Daniel Fiz, consejero delegado de Novax DMA, agregó: “La fabricación aditiva representa un nuevo hito para los pacientes. Ofrece características biomédicas óptimas, junto con los más altos niveles de compatibilidad, lo cual produce un efecto duradero en la mejora de la calidad de vida”..

Y añadió: “Por estas razones hemos aplicado la tecnología con éxito a otras áreas del cuerpo. Alphaform también ha fabricado implantes de mandíbula para nosotros, así como una articulación de la cadera y un implante espinal. En este último caso, estamos considerando actualmente la producción en serie usando fabricación aditiva”.

El paciente dejó el hospital después de dos días y la herida sanó al cabo de tres semanas. Desde entonces no ha habido complicaciones y el paciente ha sido capaz de llevar una vida normal.impresion-3d-argentina-implante-craneo-titaneo-acv-cirugia-eos-2

Christoph Erhardt concluyó: “Hemos sido capaces de ayudar a una persona a vivir una vida normal, de forma permanente, a pesar de haber sufrido una lesión muy grave.”


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /nfs/c02/h01/mnt/46133/domains/impresora3dprinter.com/html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273