Jornadas de Impresión 3D incentivan el crecimiento de industrias y de la educación


Cada conjunto adjudicado está compuesto por una impresora 3D, una computadora y un software libre que pueden generar una plataforma de trabajo para que distintas facultades, sobre todo de Ingeniería de Diseño, desplieguen proyectos de usos creativos de la tecnología, experimenten nuevos materiales y sean espacio de demostración al sector industrial local.impresora-3d-argentina-jornada-taller-impresion-replikat-capacitacion-investigacion-desarrollo

Las dos jornadas de trabajo fueron inauguradas por el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), donde los participantes desplegaron una atractiva muestra de objetos de fabricación nacional.

“La diferencia que tiene la impresión 3D con los procesos ya conocidos es que deposita material capa por capa, para generar un objeto”, contó a Télam Diego Kajin, mientras la impresora Replikat fabricaba un barco rojo.

Replikat es una empresa argentina creada en 2012 por un grupo de jóvenes interesados en robótica, con el fin de dedicarse a investigar, desarrollar, fabricar con componentes nacionales y comercializar impresoras 3D, para las que obtuvieron financiamiento del Ministerio de Industria.

El más reciente desafío fue el desarrollo de un equipo de digitalización tridimensional de objetos con tecnología láser –escáner 3D-, que realizan junto al centro de Diseño del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), con financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“La mayoría de las impresoras exhibidas en este encuentro son FDM, con deposición de material fundido, un plástico enrollado en una bobina que pasa por una boquilla caliente y deposita el material” replicando el dibujo de la pieza hecho en computadora para modelado 3D, describió Kajin.

La impresión 3D es usada por muchas empresas para generar un prototipo rápido de un producto que, modelado en computadora, pasa en pocos minutos a ser impreso, lo que permite ver si la pieza es correcta para luego hacer una tirada mayor con otro método de fabricación.

El subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio, Fernando Peirano, dijo a Télam que el encuentro “es fundamental porque describe nuestra lógica de no sólo traer un artefacto novedoso sino más bien andar el camino de construir capacidades, que se tienen que anclar en la tecnología pero también en el desarrollo, la investigación y la aplicación”.

“Acá está naciendo una comunidad de usuarios, de productores, que colocan a la Argentina en un club de usuarios tempranos de una herramienta como la impresión 3D, como país que asume el desafío de ser protagonista”, añadió.

Peirano se declaró “contento con estos 25 equipos que compramos a PyMEs (pequeñas y medianas empresas) argentinas, así la compra del Estado tiene un efecto colateral que es generar oportunidades de negocios a estas empresas de base tecnológica nacional”.

En las jornadas participaron tres ministerios -Industria Ciencia y Tecnología, Educación- y la Jefatura de Gabinete, lo que “muestra un Estado que se articula para formar un nuevo sector productivo y del conocimiento, que va a tener que resolver las tensiones que se generan entre la tecnología y el trabajo”, consideró.

“Esto describe lo que hemos propuesto desde hace años como proyecto de país: vincularnos internacionalmente con valor agregado, buscando la competitividad con el trabajo interno como protagonista”, reivindicó.

Peirano mencionó que en Argentina se despliega el uso de un abanico de impresoras que van “desde las más simples, que rondan los 20 mil pesos, a las de investigación y desarrollo, unos 50 mil; hasta equipos de 500 mil dólares, de gran porte para prestaciones industriales, como tienen el INTI, el centro de Defensa Citedef y centros de maquinaria agrícola como el de Las Parejas”.

“No son sólo importante los equipos sino también lo intangible, qué se hace con él y cómo se moldea en 3D, práctica en la que Argentina ha tenido una ventaja que tenemos que reeditar en este nuevo contexto, por eso estamos poniendo el estímulo, para que seamos tempranamente un jugador importante”, concluyó.

Los 25 beneficiarios de la última convocatoria destinada a financiar esta tecnología obtuvieron un monto total de 950.000 pesos.

De 71 propuestas recibidas, fueron beneficiadas 25 universidades nacionales de 14 provincias: Tucumán, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Misiones, Santiago del Estero, San Juan, Jujuy, Río Negro, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Formosa y Corrientes.

De las jornadas participaron también el rector de la UMET Nicolás Trotta y la secretaria de Planeamiento y Políticas del Ministerio, Ruth Ladenheim.

El taller aportó a la elaboración de un Catálogo de Impresión 3D en Argentina, que se pondrá a disposición de la comunidad científica, educativa, empresarial y gubernamental, con información sustantiva vinculada al ecosistema de la impresión 3D en el país.


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /nfs/c02/h01/mnt/46133/domains/impresora3dprinter.com/html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273